LOS SIETE PERSONAJES DEL APOCALIPSIS (CONTINUA)

image

 image

Aunque la doxología de 12:10-12 anuncia que el reino ha venido, es solamente en un sentido anticipatorio. Un paso necesario y preliminar en el establecimiento del reino milenial de Cristo es lanzar a Satanás de los cielos; el derrocamiento del príncipe de la potestad del aire. Ahora que el poder del reino ha sido tan gloriosamente vindicado en el cielo, todo se anuncia "allí" como ya hecho. Con el encarcelamiento de Satanás en el abismo, el reino será establecido en la tierra. Los postmilenialistas (quienes dicen que nosotros los cristianos seremos los que haremos surgir el reino) debieran recordar que no puede haber reino sin Rey y que el reino no será inaugurado hasta que el Rey aparezca en poder y gloria y tome el poder por la fuerza. En la actualidad, está completando su Iglesia, su cuerpo místico.

El contraste en la derrota de Satanás es extraordinario: música en el délo contra miseria en la tierra: "Alegraos, cielos" contra "ay de los moradores de la tierra". Sabiendo que su tiempo en la tierra es corto, Satanás manifiesta gran furia, excediendo hasta la ira de las naciones que él mismo ha inspirado (11:18). "Ira" aquí significa "furia hirviente". Gran enojo hay en Satanás a causa de su exilio de la región celestial y porque su espacio de tiempo permitido para hacer daño sobre la tierra está ahora drásticamente limitado. ¡No es extraño que el diablo odie el Apocalipsis, el libro que estamos considerando, ya que su destino está escrito prominentemente en sus páginas!

5. El remanente y su simiente (12:13-17)

Después del episodio de 12:7-12 continuamos el hilo del discurso en 12:6. Con su esfera de operación ahora restringida a la tierra, Satanás se entrega a la destrucción de la mujer, el linaje de Judá del cual vino el Hijo varón. La amarga persecución de la última mitad de la semana profética de Daniel comienza ahora (Daniel 7:25). Ahora que está confinado a la tierra, el dragón busca ejecutar venganza sobre Judá, ya restaurado a su tierra y representante de toda la nación de Israel ante Dios. (Efraín y las diez tribus perdidas desde hace mucho tiempo, todavía no aparecen.)

Perseguida ferozmente, la mujer se ve obligada a huir (12:6, 14) pero es ayudada en forma milagrosa en su huida. Recibe "las dos alas de la gran águila". Nosotros no podemos estar de acuerdo con aquellos que interpretan estas alas de águila como los poderes mundiales de Babilonia y Egipto (Ezequiel 17:3, 7). El águila simboliza la protección de Dios para con su propio pueblo. Su cuidado y liberación en el pasado de peligros inminentes se indican de esta forma en Éxodo 19:4 y Deuteronomio 32:11, 12. "Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí." "Como el águila que excita su nidada, revolotea sobre sus pollos, extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas, Jehová solo le guió, y con él no hubo dios extraño."

Las alas dan la idea de movimiento rápido y protección garantizada y nosotros atribuimos esto sólo a Dios. Las dos alas pueden significar ayuda y seguridad. Sugerir que las "alas" simbolizan las partes remotas de la tierra y que las "dos" alas simbolizan las divisiones este y oeste del Imperio Romano es destruir el aspecto providencial de esta parte del capítulo. Recibe la providencia divina por mil doscientos sesenta días (12:6) o "un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo," lo que expresa la misma duración de tiempo que cuarenta y dos meses (o tres años y medio). Todas estas expresiones cubren la última mitad de una semana de angustia, el tiempo de aflicción de Jacob.

Respecto al desierto (el lugar preparado por Dios donde El ejercerá su cuidado por la mujer y su simiente), los eruditos presentan diferentes opiniones. La interpretación más sensata es que el remanente tiene un destino terrenal y por lo tanto se le provee un refugio terrenal. Sale Harrison, en su magnifica exposición The Great Unfol-ding ("La gran revelación"), tiene un interesante capítulo que describe a Petra, la ciudad en las rocas que es una de las maravillas del mundo (situada al suroeste del mar Muerto), como un escondite posible. Con su capacidad para acomodar un cuarto de millón de personas, sus maravillosos edificios cavados en la roca podrían darles una excelente protección.

La huida de "delante de la serpiente" (12:14) ofrece un fuerte contraste con la tierra y el cielo, los cuales huyen de la presencia del que se sienta en el gran trono blanco (20:11). La naturaleza astuta de Satanás se pone de manifiesto en el esfuerzo de la serpiente por destruir a la mujer por medio de una inundación. El hecho de que la tierra se trague al río puede representar aquellas naciones amistosas dispuestas a amparar a los judíos, que neutralizan y burlan así el método astuto de Satanás de reforzar a otras naciones en contra de los judíos. Estas naciones que protejan al remanente judío serán las "naciones ovejas" en el juicio de las naciones (Mateo 25:31-46).

Estas frustraciones sobrenaturales que harán nulo el plan diabólico, despertarán la furia del dragón, haciendo que en su frustrado enojo, haga guerra contra el remanente fiel en Palestina. Guardar los mandamientos de Dios y tener el testimonio de Jesucristo es algo que siempre agita la ira del diablo. La frase "hacer guerra" puede implicar todas las formas de ataque contra los santos, ya sea por persecución o por guerra. Bajo esta expresión técnica se hace referencia al daño físico y toda clase de mal de que el diablo es capaz. (Vea 11:7; 16:14; 17:14; 19:19). Pero tanto el Hijo varón como los judíos temerosos de Dios serán librados del odio asesino del diablo.

6. La Bestia del Mar (13:1-10)

Todo Apocalipsis 13 está dedicado a una descripción de la naturaleza y actividades de dos bestias temibles y aterradoras. La tierra es ahora el escenario de las operaciones satánicas, y los judíos y gentiles temerosos de Dios se convierten en objeto de las intenciones homicidas de Satanás. Sus principales ministros de engaño y crueldad son dos bestias, hombres reales que usan eficientemente sus poderes delegados a favor de su infernal maestro.

La primera bestia — la bestia del mar — es aparentemente un gentil, y ejerce un gobierno caracterizado por la fuerza bruta. La segunda bestia —la bestia de la tierra (13:11-18)— es probable que sea un judío apóstata y será notable debido a su sutil influencia religiosa. Más tarde, estos ciegos e incautos se levantarán en orden de batalla contra Cristo y sus ejércitos celestiales (19:11-19).

Debido a que la palabra "bestia" se usa para designar un poder o reino (o el jefe personal de un poder o reino), el término es usado indiferentemente para un imperio o para su representante personal. Por lo que dice la Escritura, parecería como si el concepto be.ftia llevara un doble significado: primero, la necedad de actuar sin sentimiento de responsabilidad hacia Dios (Daniel 4:16; 1 Corintios 15:32), y segundo, el error del poder imperial actuando sin referencia a Dios (Daniel 7). El término del cual viene la palabra "bestia" en este capítulo no es zoon, "ser viviente" (como en el capítulo 4), sino zerión, "bestia salvaje", y es por consiguiente descriptiva del reino de terror bestial, demoníaco y lleno de rencor de parte de las dos bestias.

Con la aparición de la primera bestia, tenemos la obra maestra de Satanás y el más horroroso personaje jamás aparecido en la tierra. Será una mezcla de todas las bestias que han existido antes, la encarnación de todo desgobierno y anarquía, la personificación de la iniquidad. Cada detalle de su retrato es pintado en el Salmo 10 y Daniel 7:3, 7. Con la aparición de esta bestia salvaje y feroz vendrá la última batalla por el dominio del mundo, el choque final de ideologías opuestas. Tratemos de entender la persona y prestigio de este superhombre satánicamente inspirado como Juan lo vio en Patmos, desde su lugar estratégico sobre la arena de la,orilla.

En primer lugar, esta bestia surge del mar, lo que puede representar el desordenado estado de la humanidad. El mar se usa de una manera figurativa, para representar una gran multitud (Génesis 22:17) y es empleado por Juan como un símbolo de las fuerzas caóticas revolucionarias que operan cuando la bestia aparece, que serán dirigidas por él como fuerza bruta. Del colapso general de toda autoridad gobernante (bajo el sexto sello, 6:12-17) surgirá la bestia. Un escritor sugiere que puede ser el mar Mediterráneo, ya que los cuatro grandes imperios del mundo surgieron de los alrededores de sus aguas (Daniel 7:1-3). Las naciones gentiles, o pueblos, están simbolizadas en la Biblia por las muchas aguas o el mar (Isaías 57:20;

Apocalipsis 17:15).

No debemos perder de vista el hecho de que esta bestia es una persona real, y no un mero principio o fuerza. Prueba adicional de este hecho es su presencia en el lago de fuego (19:20; 20:10). Esta primera bestia es una personalidad tan definida como Jesús, a quien él busca imitar. Siendo inspirada y apoyada satánicamente, la bestia será también satánicamente sostenida y controlada por el diablo y será el último rey de la forma final de gobierno gentil. Entre los muchos títulos que lo identifican, es descrito como "el cuerno pequeño", "el blasfemador", "el rey del Norte, de Siria", "el gran Asirio" y "el hombre de pecado", en quien el pecado del hombre alcanzará su punto culminante. Esta bestia que será revelada después del rapto de la Iglesia, es "el príncipe que ha de venir" (Daniel 9:26, 27; 2 Tesalonicenses 2:6-8).

El será el último gobernante mundial antes de Cristo. En cuanto a su origen y nación, el énfasis de Daniel sobre este último gobernante de los gentiles y opresor de Israel se concentra en la provincia de Siria (del antiguo imperio griego, que comprende Asiría, e incluso Babilonia, más antiguas aún). Surgiendo de esta provincia con ayuda judía, desplazará a tres gobernantes de la confederación de los diez y revivirá la Grecia clásica.

Llegando al simbolismo de las cabezas y los cuernos de la bestia, la identificación exacta de éstos será bastante simple cuando Dios en su plan sobrenatural los lleve a su cumplimiento. Ralph Brown, en su Outline of Bible Prophecy. (Bosquejo de profecía bíblica), nos dice que las siete cabezas representan siete naciones gentiles que han gobernado o gobernarán en el mundo bíblico e Israel. "Cinco han caído," desde Abraham hasta Cristo. Estas cinco que se han levantado y caído son Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persia, y Grecia. "Uno es:" Roma, que gobernaba cuando Juan escribió. "El otro aún no ha venido:" la confederación de las diez naciones, simbolizada por los "diez dedos de los pies" y los "diez cuernos". Las siete enronas significan falsa supremacía y los diez cuernos significan falsa fuerza. "La bestia. . . es también el octavo; y es de entre los siete" (Apocalipsis 17:11) se refiere al renacimiento de uno de los siete que también será el último gobierno gentil. "El es el octavo" implica que usurpa la autoridad y forma un gobierno distinto de los diez reyes. Pasajes que ayudan para el estudio cuidadoso de Apocalipsis 13:1-8 serían Daniel 7:7, 8, 23-26;

image

COMUNIDAD

 CRISTIANA

JESUCRISTO VIVE

HTTP://GROUPS.MSN.COM/MUJERESVICTORIOSASENCRISTOJESUS
HTTP://GROUPS.MSN.COM/EBENEZER
HTTP://GROUPS.MSN.COM/JESUSELSALVADOR

image

 

Diseño Grafico By Pastora Lucy

About ruizluzpr

SOY PASTORA DE LA IGL. PENTECOSTAL JESUS EL SALVADOR, INC. EN FAJARDO, PUERTO RICO. BENDICIONES
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.